IMESAP

La Organización Mundial de la Salud con respecto a la salud bucodental mundial

10 Jun 2017 no hay comentarios IMESAP

Dentro del mes de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS) intenta incentivar por el mundo la concientización y la responsabilidad del campo de la salud con la meta de poder establecer estándares adecuados para el mejoramiento en la calidad de vida en la población global. Por tanto, es importante siempre el tratar de recordar las últimas cifras y estadísticas que nos muestran un claro reto para nuestro sector profesional al tratar de cubrir las necesidades básicas que esos sectores desprotegidos necesitan.

Algunos de los datos mundiales a recordar son:

  • El 60%-90% de los escolares y casi el 100% de los adultos tienen caries dental en todo el mundo.
  • Las enfermedades periodontales graves, que pueden desembocar en la pérdida de dientes, afectan a un 15%-20% de los adultos de edad media (35-44 años).
  • Alrededor del 30% de la población mundial con edades entre los 65 y los 74 años no tiene dientes naturales.
  • Los factores de riesgo más comunes para el padecimiento de enfermedades bucodentales son una mala alimentación, el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol y la falta de higiene bucodental.

Es sabido que las caries es uno de los problemas más comunes dentro de los padecimientos cotidianos de la población mundial. Esto mismo no únicamente se debe a un inadecuado cuidado dental, sino también se suma al contexto y singularidades sociales que cada nicho de población padece, como lo pueden ser los países llamados: subdesarrollados. En países subdesarrollados, como en el que México se encuentra enlistado, la salud bucal está aún lejos de ser una necesidad primaria dentro de la cotidianidad de la vida en las clases socioeconómicas desprotegidas. Es por tanto importante resaltar las recomendaciones que la OMS realiza con respecto a casos específicos como el nuestro con respecto a detonar la importancia que la salud bucodental demanda:

  • Incentivar políticas de salud bucodental que permitan un control eficaz de los problemas bucodentales
  • Fomentar proyectos que motiven la importancia de la salud bucodental y la prevención de enfermedades en las poblaciones pobres y desfavorecidas
  • Desarrollar apoyo técnico a los países menos favorecidos para el fortalecimiento de sus sistemas de atención odontológica dentro de las necesidades básicas de la salud pública.

 

Con esta recomendación es importante recordar que la labor profesional de la salud tiene un reto monumental por delante, y por tanto un campo de trabajo que requiere la formación y el compromiso de doctores comprometidos con su labor humanitaria dentro de nuestras comunidades más inmediatas.

Fuente: OMS